jueves, julio 12, 2007

Cuando el Aguila rompe su pico ( si no entienden el titulo pregunten )

2 comentarios Vínculos a esta publicación

Después de todos estos años de crecimiento, creo que estoy cada día más cerca de esa autorrealización esperada, aun recuerdo cuando tenía 18 años antes de irme a USA y me veo desde esta nueva perspectiva de vida, donde ahora soy libre. Antes, aunque ya veía para donde iba, el baseball era mi gran deseo, todos los esfuerzos a entrenar, me acuerdo cuando llegaba al parque Miguel Alemán a ver mi brother Víctor y al buen Charly para echarnos una chinga entrenando: correr mucho, lanzar, pulir la mecánica, lanzar largo, pesas, etc...
Llego el día donde aquel noviembre me fui a USA y emprendí esa aventura que cambió mi vida. Me fui dejando detrás a mis amigos, a mi familia, en general a todo mi entorno, cambiándolo por toda una nueva forma de ver el mundo. Estando allá estuve con una familia bastante bien establecida en Maryland, estado colindante al norte con Washington DC, eran peruanos como yo, pero como coloquialmente se dice... "agringados". Llegue con el objetivo en la mente de triunfar en el baseball, pero tras el paso de los días, fui viendo mas y mas cosas... gente, lugares. De repente ya estaba en una pelea interna con todos aquellos miedos de la adolescencia que quedaban vivos aun, miedos que te detienen de gozar la vida al máximo...
Al estar en constante batalla con ellos y vencerlos poco a poco, pude disfrutar el ser cada día mas. El conocer gente de todas partes del mundo conviviendo en un lugar donde todos tenían las mismas oportunidades y se hacían llamar "americans" hizo que creciera en mi el enigma de esta situación, se me hacia demasiado bueno para ser verdad. Un lugar donde podía ser lo que yo quisiera ser, simplemente el requisito era ser residente y aventarte a la aventura, el ser ilegal también te daba oportunidades pero si te descubrían era mas difícil levantarte... sentir esa atmósfera por primera vez fue algo inolvidable. Al llegar el momento de demostrar el talento en el terreno de juego, di todo lo mejor de mi, todo ese esfuerzo por el cual luché. Practique y jugué con los mejores prospectos de la costa este de USA y también con el mejor prospecto de todo el país según la Revista Baseball America, Nick Adenhart en aquel camp de Ann Arundel, MD. Como los que me conocen en persona lo saben, no quede seleccionado para jugar en la universidad becado baseball como algunos de ellos, aunque no me detuvo ese primer intento, Nick... ahora ya juega con Anaheim Angels en ligas mayores. La diferencia entre si uno es mejor que otro es muy pequeña y se logra diferenciar mas en cuestión genética y por el background atlético que tiene uno. El juego me ayudo a darme seguridad, ambición, perseverancia, y más que nada valor. Ese valor me ayudo a hacer todo eso... como conocer a Steve Sclafani el CEO de Baseball Factory que quedara impresionado con mi historia de ir a probar suerte en un camp en Maryland y me diera chance de seguir con la aventura en posteriores camps, etc, etc, etc... De anécdotas que viví en aquel invierno y verano del 2003-2004 que yo creo fue el año mas largo de mi vida.
Cuando regresé a México, fue un gran conflicto el ver como yo había cambiado, física, mental y moralmente, todo a.C. era tan retrograda, la gente se me hacia toda moralista, puritana, con paradigmas antiguos; la ciudad muy desorganizada; mis amigos aun súper chicos de forma de ser. Sinceramente fue una época de maduración donde la tolerancia y la información tuvieron que reinar, aprender de la gente desde su punto de vista, conocer gente de todo tipo, aprender a no confiarme, ser mas agresivo y asertivo, sobre todo después, conocerme a mi mismo en mi punto mas vulnerable. Ahora, después de mucho gozo y también ratos de llanto, creo que mejor camino no pude haber elegido; después de haber tenido la suerte de conocer gente tan valiosa que están a.C. regados por el mundo, creo que las fronteras ya no existen mas para mi, ya no se donde estaré cuando tenga 60 años, porque la verdad no creo estar quieto en un solo lugar. Ahora el único que me puede detener soy yo, así como soy yo el responsable y motor de llevarme hasta lo más alto.

Hace unos días vinieron a México, parte de la junta directiva del 1er Congreso latinoamericano de Estudiantes de Psicología, después de platicar con ellos y conocerlos en persona, me di cuenta de algo que no había definido antes, y creo ahora fervientemente que así como tu, hay mucha gente igual que van paralelos a ti. No importa donde estén, como sean, y que idioma hablen, están ahí, y se cruzaran contigo en el momento que menos esperes, y tu tienes que estar preparado para ir al parejos de ellos y aprovechar la inercia al camino del éxito. El haber compartido puntos de vista, anécdotas y vivencias así como el mostrarles un poco de lo mas bonito de la ciudad donde vivo, fue para mi el resultado de un periodo de crecimiento importante, donde ahora al estar en el momento preciso con la gente precisa, se pudo dar este encuentro. Esta es una especie de resumen muy compacto de la verdadera odisea, pero creo que es lo suficientemente ilustrativa para que mucha de la gente que lo lea pueda sentir lo mismo que sentí en aquellos momentos y ahora.
Quiero mandarle un saludo muy afectuoso a mi nuevos "patas" allá en Lima y sobre todo que estén listos para el desmadre en por allá! jajajaja


Video de MR.Su, en el camp de Baseball Factory 2004

la musique