domingo, mayo 20, 2007

y tu cuanto cuestas?

0 comentarios Vínculos a esta publicación



El viernes fuí a ver esta película del buen Olallo Rubio, desde hace meses tenía la curiosidad de ver que clase de documental iba a ser. Creo que hizo un trabajo excelente de producción y de investigación, pero no lo veo con la seriedad necesaria para que el público se deje influenciar enteramente de este ejercicio de contracultura. Nos muestra de una manera muy entretenida, satírica e inovadora la ignorancia, la cultura, los prejucios, las experiencias, los estereotipos, la estructura económica, paradigmas, etc... de México y Estados Unidos como países vecinos, donde coexisten social y economicamente uno junto del otro en un continente de desigualdad.

Creo que los testimonios aleatorios que usó Olallo fueron no son los suficientes como para generalizar en una muestra de población la forma en que la gente se desenvuelve en el sistema capiltista donde ambas naciones tienen un papel importante para que sus economias funcionen.
Sin embargo, revela información donde el público puede darse cuenta de como es utilizado sin darse cuenta en un sistema consumista donde deja de lado el "ser" por el "tener", al punto de hacer un desglose de una cotización de un ser humano organo por organo, parte por parte, llegando al precio de aprox. 43 millones de dolares... también mencioando el costo de hacer un ser humano... 17 dolares..., proponiendo ingeniosa y sarcasticamente ".... haz un ser humano por 17 dolares y vendelo en 43 millones, buen negocio no?".

Pude ver también la actitud de la gente viendo la película, y vi exactamente el mismo efecto cuando vi el Codigo da Vinci, y creo que la gente sin información puede ser manipulada de igual manera como el sistema consumista pero "contraculturalmente". En lo personal concuerdo con Olallo, en que la película tiene un discuso mucho mas filosófico que político, y que es importante que haya protesta, pero creo que al ser esta una protesta, mucha gente al verlo simplemente satisface su necesidad de ver que ya se esta haciendo algo, no protestar y tambien así abanderase con este discurso. Creando así la misma manipulación de la masa que el sistema consumista, solo que esta vez, con un discurso de protesta y contracultura y a su vez comprando mas de este tipo de productos que brindan solo un poco de la información que la gente realmente deberia saber para poder salir se de la "esclavitud" del sistema, no formar parte del mainstream consumista.

A grandes razgos, sinceramente, me agradó, pero creo que es un producto mas que al parecer sera uno de muchos mas que se podran vender con este tipo de contenido.
Aquí, pongo el trailer y una entrevista con el buen Olallo



lunes, mayo 07, 2007

Spencer Tunick fotografiando gente desnuda en pleno Zócalo

2 comentarios Vínculos a esta publicación



Para los incredulos que me tomaron de a loco, pues fuí, jajaja.
Todo fue planeado, ya que vivo hasta el infinito y mas alla, no hay como llegar a esa hora de mi casa al Zócalo, la cita era a las 4:30 am, entonces pues el plan era irme desde temprano de aqui, como a las 6 pm para poder ir a visitar a mi papá al hospital, de ahi irme a la fiesta de cumpleaños del charros, si no se ponia chida me iba a the Mansion con el Beto y el James para echar la copa por alla, y de ahi irme al zocalin, total me terminé llendo a la fiesta del charros y

acabando el buen Roe,l ya mejor de la columna, me dio un ride a Buenavista donde agarre un taxi a la torre latino.
Ahi me quede de ver con Cecilia para ir, y desde ahi, ya habia un mar de carros que atascarian de gente la fotografía. Total, en lo que llegó toda la gente al zócalo, y se juntaran como 18 mil personas. Como a eso de las 7 am cuando el sol empezo a salir este wey dijo ...let's get naked... y caaaamara todo mundo empezó a encuerarse, ya al estar todo mundo encuerado incoscientemente aparecio en mi un sentimiento de uniformidad donde estabamos todos en las mismas condiciones desfetichizando la ropa como protección del cuerpo y de represiones. Una de las cosas mas surreales que sentí, fue cuando fui a la plancha del Zócalo, la gente es

taba puesta en filas, una en cada loza de la plancha, haciendose pasillos entre la gente, la pasar a travez de estos pasillos fué como estar en un videp de Pink Floyd donde las paredes de los pasillos eran personas desnudas. Fue un grán logro acomodar a toda la masa en cada loza y cubrir todos los espacios, mucha gente no estuvo de acuerdo con las poses, pero pues como siempre los mexicanos sacamos la picardía y el sentido del humor y adentro el relajo estaba chingón, un cague de risa, hubo una donde era una pose fetal donde la cabeza iba hacia la catedral y pues para localizarme rapido yo la hice al contrario, con la cabeza al contrario de la catadral y el trasero hacia ella, cosas así.... se prestaba para no seguir con la masa e individualizarte. Para mi fue una experiencia en la cual pude confrmar que puedo logar lo que quiera hacer porque yo lo quiero hacer, sn prejuicios y sin el que dirán.

la musique